youtube-video-thumbnail

El Apóstol Pablo dijo – “Y nosotros hemos recibido el Espíritu de Dios (no el espíritu del mundo), de manera que podemos conocer las cosas maravillosas que Dios nos ha regalado. Les decimos estas cosas sin emplear palabras que provienen de la sabiduría humana. En cambio, hablamos con palabras que el Espíritu nos da, usando las palabras del Espíritu para explicar las verdades espirituales; pero los que no son espirituales no pueden recibir esas verdades de parte del Espíritu de Dios. Todo les suena ridículo y no pueden entenderlo, porque solo los que son espirituales pueden entender lo que el Espíritu quiere decir. Los que son espirituales pueden evaluar todas las cosas, pero ellos mismos no pueden ser evaluados por otros. Pues,” ¿Quién puede conocer los pensamientos del Señor? ¿Quién sabe lo suficiente para enseñarle a él?” (1 Corintios 2:12-16)

No importa donde vayas, es fácil ver que la mayoría de las personas están buscando la felicidad. Algunos están buscando placer. Están interesándose en la pornografía, comprometiéndose en relaciones impías, usando drogas, comiendo de más, o experimentando con actividades de auto destrucción. Otros buscan la felicidad a través de las ganancias, pensando que, si pueden hacer mucho dinero, o al menos un poco más de dinero, la felicidad vendrá. Pero más dinero a menudo nos causa querer más dinero y roba nuestro gozo. Otros están buscando la felicidad en posesiones. Creen que, si pueden comprar un nuevo carro, una casa más grande, ropa más elegante y dispositivos más caros, van a ser felices. Pero eventualmente todas las cosas se oxidan, rompen o se vuelven polvo. Son temporales. Otros buscan la felicidad en el poder, creyendo que, si pueden escalar en el peldaño corporativo o se convierten en un político exitoso, serán felices. Aun así, estas posiciones la mayoría de las veces fallan en traer la felicidad duradera que deseamos. Algunas personas están tratando de encontrar la felicidad a través de la popularidad. En el pico de su popularidad, Madonna dijo, “No conozco a nadie que sea realmente feliz.” Finalmente, otros están buscando la felicidad en otras personas. ellos creen que, si pueden tener ese hombre o esa mujer en sus vidas, serian verdaderamente felices. Lo que no saben es como es a puerta cerrada aquella persona que ellos desean.

La felicidad sólo se encuentra en la persona de Jesucristo quien dijo una vez que “El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante.” (Juan 10:10). La verdad es que experimentaremos la felicidad que Cristo nos ofrece cuando aprendamos a vivir sobrenaturalmente. La mayoría de nosotros decimos que queremos vivir en lo sobrenatural, pero no sabemos cómo hacerlo. Segun 1 de Corintios 2:12-16, hay tres tipos de personas: aquellos que viven vidas naturales, aquellos que viven vidas sobrenaturales y aquellos que viven vidas antinaturales. En las próximas semanas, aprenderemos de la Biblia cómo podemos vivir vidas sobrenaturales. Sólo cuando hacemos esto, podemos ser realmente felices.

Actividad de seguimiento – Abre tu calendario y pon recordatorios para que puedas completar este devocional diariamente por las próximas 8 semanas. Si estás guiando a tu familia en este tiempo devocional, anímalos a hacer lo mismo.

Oración para hoy – Señor, mientras trabajo en estos devocionales, ayúdame a aprender a vivir una vida verdaderamente spiritual. En el nombre de Jesús, Amen.

Scroll to Top