Día 2 – Viviendo vidas naturales

 

El Apóstol Pablo- Y nosotros hemos recibido el Espíritu de Dios (no el espíritu del mundo), de manera que podemos conocer las cosas maravillosas que Dios nos ha regalado. Les decimos estas cosas sin emplear palabras que provienen de la sabiduría humana. En cambio, hablamos con palabras que el Espíritu nos da, usando las palabras del Espíritu para explicar las verdades espirituales; pero los que no son espirituales no pueden recibir esas verdades de parte del Espíritu de Dios. Todo les suena ridículo y no pueden entenderlo, porque solo los que son espirituales pueden entender lo que el Espíritu quiere decir.  Los que son espirituales pueden evaluar todas las cosas, pero ellos mismos no pueden ser evaluados por otros.  Pues, «¿Quién puede conocer los pensamientos del Señor? ¿Quién sabe lo suficiente para enseñarle a él? (1 Corintios 2:12-16)

Aprendemos de la Biblia que algunas personas viven vidas naturales que están resumidas por sus nacimientos naturales. Primero que todo, una persona natural sólo ha nacido en el mundo natural. Esto significa que vinieron a este mundo a través de un nacimiento natural pero nunca han experimentado un nacimiento espiritual. En otras palabras, nunca han nacido de nuevo espiritualmente. Una persona que nunca ha nacido de nuevo puede haber recibido muchos rasgos admirables a través de su nacimiento natural. Quizás sea ingeniosa, encantadora, culta, con alta moral, educada y hasta religiosa. Pero al haber nacido una sola vez, está espiritualmente muerta. Una persona que está espiritualmente muerta no tiene ninguna relación personal con Jesús, ni habilidad para entender y apreciar las cosas espirituales, no experimenta Paz sobrenatural, gozo, ni propósito. Esta muerte a cosas espirituales que hemos heredado de Andan no significa que todos nosotros somos externamente viles o internamente crueles, pero si quiere decir que tenemos una esclavitud a nuestros propios deseos y a Satanás. 

En segundo lugar, una persona natural es ciega ante el mundo espiritual. El Apóstol Pablo escribe, “Satanás, quien es el dios de este mundo, ha cegado la mente de los que no creen. Son incapaces de ver la gloriosa luz de la Buena Noticia. No entienden este mensaje acerca de la gloria de Cristo, quien es la imagen exacta de Dios.” (2 Corintios 4:4) Esto no quiere decir que una persona natural no va a participar o incluso disfrutar servicios religiosos o música de adoración, pero sí significa que no reciben de lleno la Palabra De Dios y el Espíritu De Dios en sus almas. La persona natural tiene poca apreciación y una pequeña comprensión de las cosas espirituales. 

Finalmente, una persona natural está atada al mundo material. Jesús una vez dijo, “Las semillas que cayeron entre los espinos representan a los que oyen la palabra de Dios, pero muy pronto el mensaje queda desplazado por las preocupaciones de esta vida, el atractivo de la riqueza y el deseo por otras cosas, así que no se produce ningún fruto.” (Marcos 4:18-19) Jesús quiso decir que una persona natural vive por las mismas cosas que un animal vive - grato, preservación y propagación individual. No pueden superar el nivel de su vida materialista y animalista sin el milagro del nacimiento espiritual de arriba. 

Actividad de seguimiento- En tu diario o en un papel, escribe una oración al Señor, pidiéndole que te ayude a vivir una vida mejor que la vida básica natural descrita en el devocional de hoy. Si estás dirigiendo a tu familia en este devocional, dialoga con ellos acerca de lo que significa vivir una vida natural y luego pídele a cada miembro que escriban una oración similar a la de arriba. 

Oración para hoy- Señor, por ayúdame a vivir no como aquellos en el mundo natural, pero como aquellos quienes han nacido de nuevo en y a través de ti. En el nombre de Jesús, Amén. 

 

Scroll to Top