Día 51 – Los Agentes de Cambio comparten el evangelio

 

“Jesús se acercó y dijo a sus discípulos: «Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra.  Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.  Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos». (Mateo 28:18-20)

Los Agentes de Cambio son personas que están determinadas a hacer la diferencia en el mundo por Jesús. Una de las maneras en las que pueden hacer esto es compartiendo el evangelio con otros. Esto era lo que pasaba con los creyentes de la iglesia primitiva. Lucas escribe, “Así que los creyentes que se esparcieron predicaban la Buena Noticia acerca de Jesús adondequiera que iban.  Felipe, por ejemplo, se dirigió a la ciudad de Samaria y allí le contó a la gente acerca del Mesías.” (Hechos 8:4-5) El Señor quiere que cada cristiano sea un vibrante evangelista y haga discípulos. Jesús dijo “Vayan por todo el mundo y prediquen la Buena Noticia a todos.”  (Marcos 16:15)

El Señor desea que su pueblo comparta el Evangelio con otros, porque está en el corazón de su misión para el mundo. Él anhela que todas las personas lo conozcan y experimenten el amor, gracia y salvación que nos ofrece a través de Jesús. Como seguidores de Cristo, es nuestro privilegio y responsabilidad compartir el mensaje de esperanza con aquellos que nos rodean. Es una forma en que nos convirtamos en Agentes de Cambio en el mundo. Compartir el Evangelio con otros es una manera de expresar nuestro amor por Dios y por ellos. Cuando compartimos el Evangelio, estamos guiando a las personas hacia la única vía de vida eterna. Les estamos invitando a tener una relación personal con Jesucristo y a experimentar la transformación que proviene de conocerlo. También estamos proclamando la verdad que libera a las personas del pecado, la culpa y la condenación. Eso es verdaderamente hacer la diferencia.

Compartir el Evangelio beneficia a los Agentes de Cambio como individuos, en nuestros pequeños grupos y en nuestra iglesia. Profundiza nuestra fe y fortalece nuestro testimonio. Al compartir el Evangelio con otros, somos retados a vivir nuestra fe más plenamente, a ser auténticos e intencionales en nuestras relaciones, y a ser audaces y valientes en nuestro testimonio. Nos une con otros creyentes quienes también comparten la misma misión y pasión por Jesucristo. Que siempre seamos fieles y valientes al compartir el mensaje de esperanza con aquellos que están alrededor de nosotros, confiando en que Dios va a usar nuestros esfuerzos para acercar a las personas a Él y cumplir su misión para el mundo. 

Actividad de seguimiento – En tu diario o en un papel, escribe Mateo 28:18-20. Durante el día, léelo una y otra vez hasta que lo memorices. Cada vez que leas este versículo, pídele al Señor que te ayude a reconocer y actuar en las oportunidades que Él te ha dado para compartir el Evangelio con otros. Si estas guiando a tu familia durante este devocional, memoricen Mateo 28:18-20 y oren hoy antes de cada comida para que Dios les de oportunidades de compartir su Evangelio con otros hoy.

Oración para hoy- Señor, quiero ser un Agente de Cambio para ti. Ayúdame a siempre estar dispuesto a compartir mi fe con otros. En el nombre de Jesús, Amén.

Scroll to Top