Día 6 – Viviendo vidas antinaturales

 

El Apóstol Pablo - “Amados hermanos, cuando estuve con ustedes, no pude hablarles como lo haría con personas espirituales. Tuve que hablarles como si pertenecieran a este mundo o como si fueran niños en Cristo.” (1 Corintios 3:1)

A veces, los Cristianos, quienes tiene el Espíritu Santo en ellos, aún viven vidas naturales con la esclavitud, el quebrantamiento y las cargas de aquellos que nunca han nacido de nuevo. En 1 de Corintios 3:1, el Apóstol Pablo compara un cristiano viviendo una vida antinatural con un bebe que nunca madura. Los bebes son especiales. Es adorable cuando buscan por sus padres. Es lindo escuchar a los bebes hablar y verlos dar vueltas en sus cunas. Sin embargo, si ese mismo bebe usa sus balbuceos, sus volteretas, y sus actos como un bebe diez años después, ya no es lindo. De hecho, es una tragedia porque evidencia que algo no está funcionando bien. 

Estos cristianos carnales y antinaturales son completamente dependientes de otros. El Apóstol Pablo creía esto de muchos de los cristianos en Corintos donde escribió, “Tuve que alimentarlos con leche, no con alimento sólido, porque no estaban preparados para algo más sustancioso. Y aún no están preparados.” (1 Corintios 3:2). No hay nada malo con una dieta a base de leche para un recién nacido, pero hay mejores cosas para los adultos alimentarse. La leche técnicamente es comida pre digerida, lo que nos recuerda que los Cristianos “carnales” dependen de otros para que los alimenten. 

Los cristianos antinaturales carnales también son desobedientes en sus vidas. El Apóstol Pablo escribe, “Tuve que alimentarlos con leche, no con alimento sólido, porque no estaban preparados para algo más sustancioso. Y aún no están preparados, porque todavía están bajo el control de su naturaleza pecaminosa. Tienen celos unos de otros y se pelean entre sí. ¿Acaso eso no demuestra que los controla su naturaleza pecaminosa? ¿No viven como la gente del mundo?” (1 Corintios 3:2-3) Estos cristianos “carnales” viven vidas desobedientes porque ellos están sometidos a su naturaleza pecaminosa en vez de estar sometidos al Espíritu del Señor. Leemos en la palabra de Dios que “Por eso les digo: dejen que el Espíritu Santo los guíe en la vida. Entonces no se dejarán llevar por los impulsos de la naturaleza pecaminosa.  La naturaleza pecaminosa desea hacer el mal, que es precisamente lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que se oponen a lo que desea la naturaleza pecaminosa. Estas dos fuerzas luchan constantemente entre sí, entonces ustedes no son libres para llevar a cabo sus buenas intenciones,” (Gálatas 5:16-17) Vivir de manera desobediente causa que los cristianos sean vencidos y degenerados. Aprendemos de los Gálatas que “Cuando ustedes siguen los deseos de la naturaleza pecaminosa, los resultados son más que claros: inmoralidad sexual, impureza, pasiones sensuales, 20 idolatría, hechicería, hostilidad, peleas, celos, arrebatos de furia, ambición egoísta, discordias, divisiones, 21 envidia, borracheras, fiestas desenfrenadas y otros pecados parecidos. Permítanme repetirles lo que les dije antes: cualquiera que lleve esa clase de vida no heredará el reino de Dios.” (Gálatas 5:19-21) 

Los cristianos antinaturales carnales casi siempre son divisivos hacia otros. El Apóstol Pablo escribe, Tuve que alimentarlos con leche, no con alimento sólido, porque no estaban preparados para algo más sustancioso. Y aún no están preparados, porque todavía están bajo el control de su naturaleza pecaminosa. Tienen celos unos de otros y se pelean entre sí. ¿Acaso eso no demuestra que los controla su naturaleza pecaminosa? ¿No viven como la gente del mundo?” (1 Corintios 3:2-3). Como chiquillos malcriados, los Cristianos “carnales” usualmente son el centro de la división y la controversia en la iglesia. Esto obviamente no es el fruto del Espíritu Santo en sus vidas. 

Actividad de seguimiento- ¿Alguna vez te has comportado como un cristiano “carnal” antinatural? En algún punto todos lo hemos hecho. Escríbele una oración al Señor arrepintiéndote de cualquier comportamiento antinatural y carnal. Si estas dirigiendo a tu familia durante este devocional, guíalos a hacer lo mismo. 

Oración para hoy- Señor, perdóname por haberme comportado como un cristiano antinatural. Ayúdame a vivir desinteresadamente para ti. En el nombre de Jesús, Amen.

Scroll to Top