¿Quién Crees Tú Que Es Jesús

4 de Abril, 2023
¿Quién Crees Tú Que Es Jesús

“Cuando Jesús regresó al templo y comenzó a enseñar, se le acercaron los principales sacerdotes y los ancianos. —¿Con qué autoridad haces todas estas cosas?—le reclamaron—. ¿Quién te dio el derecho? —Les diré con qué autoridad hago estas cosas si me contestan una pregunta—respondió Jesús—. 25 La autoridad de Juan para bautizar, ¿provenía del cielo o era meramente humana? Ellos discutieron el asunto unos con otros: «Si decimos que provenía del cielo, nos preguntará por qué no le creímos a Juan; pero si decimos que era meramente humana, la multitud se volverá contra nosotros porque todos creen que Juan era un profeta». Entonces finalmente contestaron: —No sabemos. Y Jesús respondió: —Entonces yo tampoco les diré con qué autoridad hago estas cosas. (Mateo 21:23-27)

PENSAMIENTO DEVOCIONAL

El día después de que Jesús ahuyentara a los mercaderes y cambistas, lo encontramos nuevamente en el Templo. Desde que regresó a Jerusalén, ha volcado mesas, ha sanado a cojos y ciegos, ha aceptado elogios de los niños y ha trastornado el sistema financiero alrededor del Templo. Después de todo eso, Él regresa una vez más y comienza a enseñar fuera del Templo. No es sorprendente que los líderes religiosos tengan un problema con Jesús porque Él está en su territorio. El Templo está bajo la autoridad de los principales sacerdotes y de los ancianos. Puedes imaginar que probablemente estaban pensando: "¿Quién crees que eres, Jesús?"

Tenemos la ventaja de la retrospectiva y entendemos que Jesús tiene la autoridad para enseñar en el Templo porque Él ha sido enviado a la tierra por el Padre con el propósito de traer a la gente de regreso a Dios. Jesús lleva la misma autoridad de Dios. Sin embargo, también debemos recordar que a pesar de que esta es la semana de la pasión, Su hora aún no había llegado. Jesús entendió que si hablaba demasiado audazmente acerca de quién era Él, por qué había venido y qué autoridad tenía en realidad, el fin vendría de inmediato. Él está trabajando hacia ese fin, pero todavía no ha llegado. Entonces, en lugar de responder la pregunta sobre Su autoridad, Él les dice que Él responderá su pregunta si ellos responden la Suya. Él pregunta: "¿El bautismo de Juan vino del cielo o fue de origen humano?" Jesús sabía que los israelitas veían a Juan el Bautista como un verdadero profeta enviado por Dios. Jesús sabía que si los líderes decían que el ministerio de Juan era de la humanidad, la gente ya no los aceptaría. Sin embargo, si dijeran que el ministerio de Juan era del cielo, entonces eso validaría el ministerio de Jesús porque fue Juan el Bautista quien dijo: “¡Mira, el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!” (Juan 1:29)

Conoces la historia. Para evitar responder, los líderes religiosos dijeron que no sabían la respuesta a la pregunta de Jesús, por lo que Jesús dijo que tampoco respondería a su pregunta. Eso realmente nos muestra la sabiduría de Jesús. Los líderes religiosos estaban tratando de socavar Su autoridad, pero Él los expuso. Estaban tratando de hacerlo quedar como un tonto, pero ellos son los que terminan viéndose como un tonto.

La ironía de esta situación es que Jesús tenía más autoridad que nadie en el Templo. Podemos decir esto porque sabemos que Jesús tiene toda la autoridad. Los líderes religiosos no podían ver eso porque no estaban dispuestos a someterse a Jesús. No reconocieron el poder de Su ministerio. Ellos no vieron Su cumplimiento de la profecía. Ellos no se sometieron y no se someterían a Su reino soberano. La falta de sumisión a Jesús por parte de los líderes religiosos condujo a su adoración impropia, su falta de alabanza a Jesús y su religión infructuosa.

Si vamos a prosperar como verdaderos seguidores del Señor, siempre debemos someternos a la autoridad de Jesús. Debemos amar como Él nos enseñó a amar. Debemos perdonar como Él nos enseñó a perdonar. Debemos ser sal y luz como Jesús nos enseñó a ser sal y luz. Debemos tener compasión, debemos ser generosos, debemos soportar la persecución. Debemos hacer todas las cosas que Él nos enseñó a hacer. En todas y cada una de las cosas, siempre debemos someternos a Su autoridad.

ACTIVIDAD DE SEGUIMIENTO

Piensa en la autoridad del Señor en tu vida. ¿Hay algo que le estás ocultando a Él? ¿Hay alguna manera de que no te estés sometiendo a Él? En tu diario o en una hoja de papel, escriba una oración a Él, pidiéndole que te perdone y luego tómate el tiempo para volver a presentar tu lealtad a Jesús como Señor y Salvador de tu vida. Si estás guiando a tu familia a través de este tiempo de devoción, guíalos a hacer el mismo ejercicio que se escribió anteriormente.

ENFOQUE DE ORACIÓN

Señor, ayúdanos a recordar siempre que Tú tienes toda autoridad. Me someto a Ti hoy. En el nombre de Jesús, Amén.

Scroll to Top