Dependencia De Dios

30 de Marzo , 2023
Dependencia De Dios

Jesús - “ Ora de la siguiente manera: Padre nuestro que estás en el cielo, que sea siempre santo tu nombre. Que tu reino venga pronto. Que se cumpla tu voluntad en la tierra como se cumple en el cielo. Danos hoy el alimento que necesitamos, y perdónanos nuestros pecados así como hemos perdonado a los que pecan contra nosotros. No permitas que cedamos ante la tentación, sino rescátanos del maligno.” (Mateo 6:9-13)

PENSAMIENTO DEVOCIONAL

Juan Wesley tenía unos 21 años cuando fue a la Universidad de Oxford. Provenía de un fuerte hogar cristiano y estaba dotado de una mente aguda y buena apariencia. Sin embargo, en aquellos días era conocido por ser un poco snob y sarcástico. Sin embargo, una noche sucedió algo que puso en marcha un cambio en el corazón de Wesley. Mientras hablaba con un portero, descubrió que el pobre hombre solo tenía una capa y vivía en condiciones tan pobres que ni siquiera tenía una cama para dormir. Sin embargo, era una persona inusualmente alegre, llena de gratitud al Señor. Wesley, siendo inmaduro, bromeó sin pensar sobre las desgracias del hombre. “¿Y por qué más le agradeces a Dios?” —le preguntó al portero con un toque de sarcasmo. El portero sonrió y con espíritu de mansedumbre respondió con alegría: “¡Le doy gracias porque me ha dado una vida y un ser, un corazón para amarlo y sobre todo un deseo constante de servirlo!”. No hace falta decir que John Wesley estaba profundamente conmovido. Entonces se dio cuenta de que este pobre hombre, un portero, conocía el significado del verdadero agradecimiento y contentamiento que solo puede venir del Señor.

Alguien dijo una vez: "No hay nada como tener hambre para hacerte darte cuenta de que no puedes hacer esta vida por tu cuenta". A decir verdad, incluso cuando rezamos la oración modelo, la mayoría de nosotros no rezamos “Padre nuestro que estás en los cielos… danos hoy nuestro pan de cada día” (Mateo 6:9,11) con un espíritu de desesperación. Un miembro internacional de nuestra iglesia que es de una nación empobrecida dijo una vez: “Olvidamos que dependemos de Dios cuando tenemos una tarjeta de crédito en la billetera”.

Jesús dijo: “¡Qué difícil es para los ricos entrar en el Reino de Dios!”. (Lucas 18:24) Note que Él no dijo que era imposible, sólo que era difícil. Ser financieramente rico puede ser una desventaja espiritual para nosotros porque nos dificulta depender de Dios. Nos coloca en el centro de nuestro universo y nos señala como nuestro propio proveedor final. Qué triste es esto, porque nuestros recursos son minúsculos comparados con el Señor del Universo, quien es dueño de todo lo que alguna vez fue y siempre será.

Cuando entregamos nuestra vida a Dios, debemos darnos cuenta de nuestra total dependencia de Él. Billy Graham dijo una vez: “Confía en el Señor con todo tu corazón; no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar.” (Proverbios 3:5-6)

ACTIVIDAD DE SEGUIMIENTO

En tu diario o en una hoja de papel, escribe una oración al Señor, pidiéndole que te ayude a poner tu completa confianza en Él para tus necesidades. Luego, reza esa oración en voz alta al menos tres veces a lo largo del día. Si estás guiando a tu familia a través de esta devoción, pídeles a cada uno que escriba su propia oración como en el ejercicio anterior, luego ora en voz alta, uno por uno como familia.

ENFOQUE DE ORACIÓN

Señor, ayúdame a recordar que dependo completamente de Ti para todo lo que tengo o tendré. En el nombre de Jesús te lo pido Amén.

Scroll to Top