Viviendo La Buena Vida

5 de Marzo , 2023
Viviendo La Buena Vida

El Apóstol Pablo - “Enséñales a los ricos de este mundo que no sean orgullosos ni que confíen en su dinero, el cual es tan inestable. Deberían depositar su confianza en Dios, quien nos da en abundancia todo lo que necesitamos para que lo disfrutemos. Diles que usen su dinero para hacer el bien. Deberían ser ricos en buenas acciones, generosos con los que pasan necesidad y estar siempre dispuestos a compartir con otros. De esa manera, al hacer esto, acumularán su tesoro como un buen fundamento para el futuro, a fin de poder experimentar lo que es la vida verdadera.” (1 Timoteo 6:17-19)

PENSAMIENTO DEVOCIONAL

La “buena vida” significa diferentes cosas para diferentes personas. Para algunos, significa verse bien. Para estas personas, el enfoque de la vida es perder peso, comprar la ropa adecuada y hacer una apariencia fuerte. Para otros, la buena vida significa sentirse bien y pasa por experiencias, fiestas y adicciones. Para muchos, la buena vida significa encontrar a alguien bueno. Para estas personas, las relaciones románticas son más importantes que cualquier otra cosa. Y para muchos, vivir la buena vida significa tener los bienes. Estas personas creen que si pudieran ganar una cierta cantidad de dinero, vivir en una casa determinada, conducir un modelo particular de automóvil y usar ciertas marcas de ropa, serían realmente felices.

En 2005, la banda Nickelback lanzó la canción “Rockstar”, que resumía los sentimientos de muchas personas sobre la buena vida. Aquí algunas de las letras:
Voy a cambiar esta vida por fortuna y fama. Incluso me cortaría el pelo o me cambiaría el nombre.Porque todos queremos ser grandes estrellas de rock y vivir en casas en lo alto de una colina, conduciendo 15 autos,Las chicas vienen fácilmente y las drogas son baratas. Todos permaneceremos delgados porque simplemente no comeremos. Pasaremos el rato en los bares más cool del V.I.P. con las estrellas de cine. Todo buen buscador de oro terminará allí. Cada conejita de Playboy con su cabello rubio decolorado y Oye, oye, quiero ser una estrella de rock.

Esa canción resume la buena vida de muchas personas. Desafortunadamente, muchas personas, incluidas las de Nickelback, probablemente han descubierto que tener dinero no significa que estés viviendo una buena vida. Como escribió el Apóstol Pablo a Timoteo: “Algunos, codiciando el dinero, se extraviaron de la verdadera fe, y fueron traspasados de muchos dolores” (1 Timoteo 6:9-10).

Lo que mucha gente no entiende es que el Señor realmente quiere que experimentemos la buena vida, pero no la buena vida definida por la mayoría de las personas en el mundo. Leemos en Romanos que “El Reino de Dios no se trata de lo que comemos o bebemos, sino de vivir una vida de bondad, paz y gozo en el Espíritu Santo”. (Romanos 14:17) La verdadera buena vida es una llena de justicia, paz y alegría donde también experimentamos crecimiento espiritual, relaciones edificantes y estabilidad financiera. En lugar de compararnos con el mundo, nuestra “confianza debe estar en Dios, quien nos da todo lo que necesitamos en abundancia para nuestro disfrute”. (1 Timoteo 6:17) Debemos estar compartiendo lo que recibimos del Señor, siendo generosos con nuestros recursos mundanos para que podamos “experimentar la verdadera vida” (1 Timoteo 6:19) en el Señor.

ACTIVIDAD DE SEGUIMIENTO

En tu diario o en una hoja de papel, crea dos columnas. En la columna uno, haz una lista de los artículos que la gente del mundo cree que son necesarios para vivir “la buena vida”. En la columna dos, escribe las palabras “justicia, paz y gozo”. Luego ora y dile al Señor cuál de las dos columnas es mejor y pídele Su ayuda para lograrlo. Si estás guiando a tu familia a través de esta devoción, haz el mismo ejercicio con ellos, agregando un tiempo para dialogar sobre por qué una columna es mejor que la otra.

ENFOQUE DE ORACIÓN

Señor, quiero vivir una buena vida llena de justicia, paz y el gozo que viene solo de ti. Mientras paso por esta serie de devociones, ayúdame a entregarte todo lo que tengo a Ti y a Tu voluntad. En el nombre de Jesús, Amén.

Scroll to Top