Day 27 – Las posturas de la oración

 

El Apóstol Pablo-. “Cuando pienso en todo esto, caigo de rodillas y elevo una oración al Padre.” (Efesios 3:14)

En golf profesional, muchos golfistas trabajan con entrenadores que los ayudan con su postura, con la esperanza de que la más pequeña alteración los ayude a mejorar. Si esto se hace en el mundo del golf, podemos hacer lo mismo mientras estudiamos la Palabra de Dios para aprender acerca de las diferentes posturas que pueden mejorar o intensificar nuestra vida de oración. Exploraremos algunas de estas posturas abajo. La reverencia es una expresión física que denota honor y lealtad. En los Salmos, leemos “Vengan, adoremos e inclinémonos. Arrodillémonos delante del Señor, nuestro creador” (Salmos 95:6) Arrodillarse es una postura que demuestra respeto y honor. La oración de Salomón en la presentación del templo fue dada mientras el “…se arrodilló frente a toda la comunidad de Israel.” (2 Crónicas 6:13) El Apóstol Pablo escribe,  Pues dicen las Escrituras: Tan cierto como que yo vivo—dice el Señor,
toda rodilla se doblará ante mí,  y toda lengua declarará lealtad a Dios.” (Romanos 14:11) Postrarse es apropiado cuando inclinar la cabeza o arrodillarnos no refleja la devoción que pretendemos transmitir. En el Jardín de Getsemaní, Jesús “...se adelantó un poco más y se inclinó rostro en tierra mientras oraba: «¡Padre mío! Si es posible, que pase de mí esta copa de sufrimiento. Sin embargo, quiero que se haga tu voluntad, no la mía».” (Mateo 26:39)

Levantar las manos en oración es demostrado a través de la Biblia. El Apóstol Pablo escribe, “Deseo que en cada lugar de adoración los hombres oren con manos santas, levantadas a Dios, y libres de enojo y controversia.” (1 Timoteo 2:8) El silencio es también apropiado cuando oramos y simplemente no tenemos las palabras que decir. En los Salmos, el Señor dice “«¡Quédense quietos y sepan que yo soy Dios! Toda nación me honrará. Seré honrado en el mundo entero».”  (Salmos 46:10) Sin embargo, a veces gritar en voz alta al Señor es más apropiado. El Rey David, un profundo hombre de oración, escribe, “Mañana, tarde y noche clamo en medio de mi angustia, y el Señor oye mi voz. (Salmos 55:17)

Necesitamos usar las posturas de oración para que nos ayuden a enfocarnos en el hecho que estamos entrando a la presencia del Señor. The Screwtape Letters (Las Cartas del Diablo a su sobrino) de C.S. Lewis, es una sátira de un demonio experimentado, Screwtape, quien está entrenando a un joven demonio sobre como engañar a los cristianos. En la historia, Screwtape dice que los demonios nunca deben negar a los cristianos su tiempo de oración. Sino que, él dice “Díganles que no es necesario ponerse de rodillas…pueden orar en sus camas acostados. Lo primero que va a pasar es que van a cerrar los ojos y se van a dormir y olvidarse de orar.” Si Satanás puede evitar que nos pongamos de rodilla o que tomemos alguna postura de oración, él va a debilitar nuestra vida de oración. 

Actividad de seguimiento- Hoy, en tu tiempo de oración, experimenta con las diferentes posturas compartidas arriba. Puede incluso que encuentres otras posturas que te puedan ayudar mejor a enfocarte en el Señor. Si estas guiando a tu familia durante este devocional, acompaña a cada miembro en este ejercicio. 

Oración para hoy- Señor, ayúdame a encontrar las mejores posturas para mi tiempo de oración para que pueda sacarle provecho a mi tiempo contigo. En el nombre de Jesús, Amén.

Scroll to Top