Día 22 – La importancia de orar

 

El Aposto Pablo dice - “No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho.” (Filipenses 4:6)

La oración es la clave para una vida cristiana exitosa. Sabemos esto porque la vida cristiana es una vida de dependencia. Como cristianos, no vivimos una vida de “haz las cosas por ti mismo y resuelve tus problemas.” La vida cristiana tiene que ver con vivir en constante armonía y dependencia hacia el Señor. Solo a través de el podremos encontrar la fuerza y la ayuda que necesitamos para vivir vidas victoriosas. Es por esto que la oración es importante.

Hay muchos libros y recursos para ayudar a las personas a aprender más acerca de la oración. Incluso este devocional está tratando de ensenar a las personas a orar. Pero, por más buenos que sean estos recursos, no reemplazan la practica misma de la oración. S.D. Gordon una vez dijo, “Lo mejor que alguien puede hacer para Dios y por otro hombre es orar. No es la única cosa, pero es lo principal. Las grandes personas de la tierra hoy son aquellos que oran. No me refiero a aquellos que hablan de orar, ni esos que dicen que creen en la oración, mucho menos aquellos que intentan explicarla, sino de esas personas que se toman el tiempo de orar.” 

La importancia de la oración puede ser vista claramente en la vida de Jesús. Aunque Él era el Hijo de Dios, el segundo en la Trinidad, y el ser más poderoso que existió y ha existido, Él estaba constantemente en oración con su Padre Celestial. En la Biblia, lo vemos orando en la mañana, orando antes de las comidas, orando antes de tomar grandes decisiones, orando en los Jardines del Getsemaní, y un gran sinnúmero de otras veces y lugares. Muchas veces el oraba toda la noche. Su vida completa estaba determinada por la oración. Los discípulos de Jesús habían escuchado y visto a Jesús predicar sermones, realizar milagros y ejercer su autoridad sobre demonios. Sin embargo, ellos no le preguntaron a El como hacer estas cosas; ellos estaban tan impresionados con su vida de oración que le pidieron que los enseñara como orar. 

En respuesta a la petición de los discípulos, Jesús compartió la Oración Modelo (lo que muchos llaman la Oración del Señor o el Padre Nuestro) con ellos (y con nosotros). Jesús también enseno a sus discípulos que ellos “deben siempre orar y nunca rendirse.” Lucas 18:1 porque Él sabía que la oración es la manera de obtener el poder que necesitamos para vivir vidas victoriosas. 

Actividad de seguimiento- Abre tu Biblia en Mateo 6:9-13 y lee la Oración Modelo en voz alta para ti, intentando internalizar el significado de cada oración. Luego, léela alto de nuevo, pero esta vez como una oración para el Señor. Si estás guiando a tu familia durante este tiempo devocional, haz la misma actividad, pero pídeles a toda la familia que lea y haga la oración juntos en voz alta. 

Oración para hoy- Señor, más que nada en mi vida, ayúdame a convertirme en una persona de oración. En el nombre de Jesús, Amen. 

Scroll to Top