Día 34 – Se bondadoso con todos

 

Salomón- ¡Nunca permitas que la lealtad ni la bondad te abandonen! Átalas alrededor de tu cuello como un recordatorio. Escríbelas en lo profundo de tu corazón. Entonces tendrás tanto el favor de Dios como el de la gente, y lograrás una buena reputación..” (Proverbios 3:3-4)

Ha habido un resurgimiento de la maldad en el mundo en los últimos años. Las personas se han vuelto egoístas al punto de que muchos se han olvidado cómo ser amables con los demás. Lo que muchos han olvidado es que la bondad atrae las personas. De hecho, hay camisetas y calcomanías de autos que dicen, “Las personas bondadosas son mi tipo de personas”. Como cristianos, no es una opción para nosotros ser poco bondadosos con los demás. El Apóstol Pablo escribe, “Dado que Dios los eligió para que sean su pueblo santo y amado por él, ustedes tienen que vestirse de tierna compasión, bondad, humildad, gentileza y paciencia.” (Colosenses 3:12) Entonces, ¿qué es ser bondadoso? 

 La bondad es amor en acción. El Apóstol Pablo escribe que “El amor es paciente y bondadoso.” (1 Corintios 13:4) La bondad es una expresión práctica de amor hacia otros. Es tratar a los demás cómo nos gustaría ser tratados. ¿Por qué deberíamos ser bondadosos con otros? Porque el Señor nos ha enviado a serlo. Pero hay otras 3 razones: 

 Debemos ser bondadosos porque Dios lo ha sido con nosotros. El Apóstol Pablo escribe, “Sin embargo, cuando Dios nuestro Salvador dio a conocer su bondad y amor, él nos salvó, no por las acciones justas que nosotros habíamos hecho, sino por su misericordia. Nos lavó, quitando nuestros pecados, y nos dio un nuevo nacimiento y vida nueva por medio del Espíritu Santo.” (Tito 3:4-5) Una de las razones por la cual hemos podido experimentar el perdón, la libertad y el cumplimiento del Señor es por su bondad. La única razón por la que podemos esperar con ansias ir al cielo es por la bondad del Señor. 

Debemos ser bondadosos porque queremos que los demás lo sean con nosotros. Cuando somos bondadosos, la mayoría de las personas nos devolverá la bondad. Lo contrario también es se cumple. Si no somos amables con los demás, ellos nos van a devolver lo mismo. El Rey Salomón escribe, “El que busca la justicia y el amor inagotable encontrará vida, justicia y honor.” (Proverbios 21:21)

Debemos ser bondadosos porque queremos la bendición De Dios. El Rey Salomón escribe, “Tu bondad te recompensará, pero tu crueldad te destruirá.” (Proverbios 11:17) Algunas personas creen que si son amables con la mayoría de las personas van a tener recompensa del Señor, pero según la Biblia, no es suficiente ser bondadosos con las personas que nos caen bien o a las que les caemos bien. El Apóstol Pablo escribe, “Un siervo del Señor no debe andar peleando, sino que debe ser bondadoso con todos, capaz de enseñar y paciente con las personas difíciles.” (2 Timoteo 2:24)

Actividad de seguimiento- En tu diario o en un papel, haz una lista de aquellos a los que necesitas demostrarles bondad en la próxima semana y haz un plan intencional para cumplirlo. Si estás guiando a tu familia durante este devocional, completa el ejercicio de arriba con ellos. 

Oración para hoy- Señor, ayúdame a mostrar tu bondad a todos. En el nombre de Jesús, Amén.

Scroll to Top